¿QUÉ LE PASA A MI HIJO?

sad-544730_1920

Muchas veces no entendemos el comportamiento de nuestros hijos y no sabemos como actuar ante determinadas situaciones, o lo peor de todo, en algunos casos no queremos darnos cuentas que nuestros hijos tienen un problema neurológico grave que requiere ayuda especializada.

Sin duda alguna para cada padre su hijo es el mejor y no tiene duda de que es “normal”, pero a veces vemos como muchos padres o abuelos intentan justificar la conducta de sus hijos diciendo es “un poco inquieto”, “un peligro porque es muy listo”,  “tiene una mucha energía”. “sale a su padre”, “a su abuela”…etc.

Si has oído esto alguna vez esto o algo parecido puede que tu hijo tengas serias dificultades en su normal desarrollo por presentar un problema neurológico denominado TDAH, que puede estar asociado sólo a hiperactividad, pero también a déficit de atención, impulsividad, agresividad, tolerancia a la frustración cero, negatividad (todo para él es no), falta de paciencia (lo quiero todo y lo quiero ya), no tienen conciencia sobre que es peligroso y que no es, suelen fijarse en un punto y no en el espacio que les rodea o fijación obsesiva por un tema.

Ante esta conducta hay muchos padres que se vuelven permisivos con sus hijos y suelen  darles “todo” para evitar las pataletas del niño, los enfados y mal humor, no siendo conscientes del problema agravando la patología del niño y su futuro como individuos que tendrán que adaptarse a unas normas no basadas en el “todo vale”.

Si quieres a tus hijos, deberás estar atento a lo siguiente. Y si presenta o coinciden los síntomas que se describen es hora de buscar ayuda.

Esta información está recogida del manual diagnóstico y estadístico de trastornos mentales, el DSM-V, ( Diagnostic and Statistical Manual of Mental Disorders) ,  una publicación realizada por la  Asociación Americana de Psiquiatría, que sirve de referencia/guía para gran parte de los profesionales sanitarios en el diagnóstico de trastornos mentales.

Déficit de atención

Seis (o más) de los siguientes síntomas se han mantenido durante al menos 6 meses en un grado que no concuerda con el nivel de desarrollo

  1. Con frecuencia falla en prestar la debida atención directamente (inicia tareas pero se distrae rápidamente)
  2. Con frecuencia tiene dificultades para mantener la atención en tareas o actividades recreativas (dificultad para mantener la atención en clases, conversaciones o lectura prolongada)
  3. Con frecuencia parece no escuchar cuando se le habla
  4. Con frecuencia  no sigue las instrucciones.
  5. Con frecuencia tiene dificultad para organizar tareas y actividades (dificultad para gestionar tareas secuenciales; dificultad para poner los materiales y pertenencias en orden; descuido y desorganización; mala gestión del tiempo; no cumple los plazos).
  6. Con frecuencia evita, le disgusta o se muestra poco entusiasta en iniciar tareas que requieren un esfuerzo mental (tareas escolares o quehaceres domésticos)
  7. Con frecuencia pierde cosas necesarias para tareas o actividades
  8. Con frecuencia se distrae con facilidad por estímulos externos
  9. Con frecuencia olvida las actividades
  1. Hiperactividad e Impulsividad

Seis (o más) de los siguientes síntomas se han mantenido durante al menos 6 meses en un grado que no concuerda con el nivel de desarrollo

  1. Con frecuencia golpea o patalea o se retuerce en la silla sin ser capaz de mantener una postura.
  2. Con frecuencia se levanta en situaciones en que se espera que permanezca sentado
  3. Con frecuencia corretea o trepa en situaciones en las que no resulta apropiado.
  4. Con frecuencia es incapaz de jugar o de ocuparse tranquilamente en actividades recreativas que requieran atención
  5. Con frecuencia es incapaz de estar o se siente incómodo estando quieto durante un tiempo prolongado
  6. Con frecuencia habla excesivamente.
  7. Con frecuencia responde inesperadamente o antes de que se haya concluido una pregunta
  8. Con frecuencia le es difícil esperar su turno
  9. Con frecuencia utilizar las cosas de otras personas sin esperar o recibir permiso

 

Su correcto diagnóstico y tratamiento es fundamental, ya que lo que es bueno para tu hijo también lo será para ti.

Puedes consultarnos tus dudas en http://www.immav.es/

Comparte el artículo, puede que pueda ser de utilidad  alguien.

Somos http://www.immav.es/  y tratamos este tipo de patologías.